Comer sano y divertido es posible

Si uno logra combinar la comida sana y la diversión ha ganado una gran batalla. Y aunque parezca difícil, es muy simple. Una buena idea es hacer un picnic para la familia. Y no te preocupes por tener que preparar la comida, solo tienes que encargarla a alguno de los Restaurantes en Sevilla y la tendrás lista para servir. A los niños les gusta comer mucha comida chatarra y hay que habituarlos a una alimentación sana. Una salida al campo en familia, con una cesta de alimentos saludables es una manera de convencerlos.

Conozco el sitio ideal en Sevilla para conseguir el tipo de comida que buscas. Se trata del restaurante Casa Carmen, un lugar que se distingue por la buena comida y por la excelente calidad de los productos con que cocinan.

Otra manera de incentivar a los niños con esta salida es invitar a un amiguito de la escuela o el barrio. Eso los motiva y los estimula. Es difícil pero hay que encontrar maneras de que los niños se acostumbren a comer bien. Es muy importante que los padres den el ejemplo en este sentido. Cuando era pequeño mis padres comían de todo delante de mí para que los tomara como una guía.